LOS “PECADOS” DE THUNDERBOLT

POR RAFAEL DALOI, ASISTENTE DE TESORERÍA.

El 8 de julio cumplió 81 años el luchador profesional estadounidense, Claude Patterson, que fue conocido en los rings como Thunderbolt Patterson. Fue uno de los pocos que se animó a denunciar públicamente la discriminación racial.

Su trayectoria comenzó en 1964, desarrollándose en el área de los Estados de Florida, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, durante las décadas de los ‘60s y ‘70s. Patterson no figuró en las grandes marquesinas ni en rutilantes ni veladas. Tampoco ganó grandes títulos, ni enfrentó a figuras de renombre. Pero esto no se debe a su posible falta de talento o carisma, si no que Patterson cometió tres “pecados” que lo relegaron en su carrera.

El primero de ellos lo trajo desde la cuna y fue ser negro en una sociedad altamente
racista y segregacionista
. Fue uno de los pocos que se animó a denunciar públicamente esta
situación, acusando a promotores que ejercían discriminación racial.

En paralelo, buscó su independencia, y trabajó en empresas por fuera de las establecidas, en pos de un mejor trato y mayor respeto. Esto le valió que la National Wrestling Alliance (Alianza Nacional de Lucha
Libre), una de las instituciones dominantes de la época, le bajara el pulgar y, paradójicamente,
lo pusiera en la “lista negra”, entorpeciendo su progreso.

Para completar el cuadro, Thunderbolt Patterson, tuvo el anhelo de crear un Sindicato de Luchadores Profesionales, junto con su colega Jim Wilson, otro que estaba en la mira del establishment.

Lamentablemente, ese sueño que compartieron no se pudo concretar. De todas maneras, a pesar de estos obstáculos, Patterson se las arregló para conquistar el corazón de un grupo de admiradores que lo recuerdan con cariño y admiración.

Se retiró de la actividad en 1993. Alcanzó cierto reconocimiento posterior a su labor al ser incluido en el Salón de la Fama de Lucha en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.