DOCTOR STRANGE EN EL MULTIVERSO DE LA LOCURA

POR RAFAEL DALOI, ASISTENTE DE TESORERÍA.

La saga de The Avengers había terminado con el film Avengers: Endgame (2019), pero el UCM (Universo Cinematográfico de Marvel) continúa en constante expansión: Se acaba de estrenar la película Doctor Strange in the Multiverse of Madness (Doctor Strange en el Multiverso de la Locura).

Como en entregas anteriores, el notable actor inglés Benedict Cumberbatch, protagonista de una serie de Sherlock Holmes durante cuatro temporadas, vuelve a darle vida al maestro de las artes místicas de Marvel Comics, Stephen Strange.

Recapitulando su origen, el personaje del Doctor Strange fue creado por el dibujante Steve Ditko y el hiperprolífico Stan Lee, apareciendo por primera vez en el número 110 de la revista “Strange Tales” de Marvel Comics, en julio de 1963.

En 1978 hubo un intento de plasmar una serie de TV, con un tele film protagonizado por Peter Hooten y dirigido por Philip DeGuere, pero el proyecto no prosperó.

Doctor Strange – 1978.

Cumberbatch asumió el rol en “Doctor Strange” (2016) y apareció en otras películas, como Thor: Ragnarok (2017), Avengers: Infinity War (2018), Avengers: Endgame (2019) y Spider-Man: No Way Home (2021), en la que tuvo una participación preponderante, explorando el concepto del multiverso: universos paralelos que dieron la posibilidad de que diferentes versiones del Hombre Araña pudieran convivir en un mismo film.

Doctor Strange.

Esta característica sigue profundizándose en Doctor Strange in the Multiverse of Madness, pero al no haber otros doctores pre-existentes, todas las versiones de universos diferentes son interpretadas por Cumberbatch.

Su antagonista en esta ocasión es Wanda Maximoff, la Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen). La Bruja viene de encabezar la serie de TV de nueve episodios WandaVision (2021): No es absolutamente imprescindible haberla visto, pero aquellos que la vieron tendrán una comprensión más completa de la historia.

Elizabeth Olsen encarna a “La bruja Scarlata”.

La misión es proteger a la adolescente America Chavez (interpretada por la mexicana Xochitl Gomez), perseguida por su habilidad de desplazarse a través del multiverso a voluntad. De elenco habitual aparecen la Dra. Christine Palmer (Rachel McAdams), Wong (Benedict Wong) y Baron Mordo (Chiwetel Ejiofor).

America Chavez, interpretada por la mexicana Xochitl Gomez.

El tema de las realidades paralelas es propicio para el reencuentro con personajes conocidos y actores entrañables que causarán gratas sorpresas.

El director esta vez es el admirado Sam Raimi, responsable de la trilogía de terror iniciada con The Evil Dead en 1981, el western The Quick and The Dead (1995) con Sharon Stone, Leonardo DiCaprio y Gene Hackman, y otras producciones de superhéroes como Darkman (1990) y la trilogía de Spider-Man con Tobey Maguire.

No sería una película de Raimi si no apareciera su amigo, el actor Bruce Campbell, conocido como Ash en la mencionada trilogía terrorífica, y esta no es la excepción.

La historia es sólida, entretenida, y la película es un festival de efectos especiales, que tal vez para ciertos paladares pueda resultar incluso excesivo.

Párrafo aparte para destacar merece la música de Danny Elfman, un veterano del género, que compuso partituras como la de Batman (1989) de Tim Burton con Michael Keaton, Dick Tracy (1990), la serie The Flash (1990/91) y Men in Black (1997), entre tantas otras.

Habrá que tener paciencia para no perderse las dos escenas post-créditos, sobre todo porque en una de ellas aparece una bella y famosa actriz que sugiere el tono de las próximas aventuras del Doctor Strange.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.