Acoplando

Series de culto: Twin Peaks

Por Rafael Daloi, Asistente de Tesorería Línea A

Esta serie, estrenada por la cadena ABC el domingo 8 de abril de 1990 a las 21.00, es una curiosa y singular creación del cineasta vanguardista David Lynch, responsable de films tan controvertidos como Eraserhead (77), El Hombre Elefante (80), Duna (84) o Terciopelo Azul (86), junto al productor televisivo Mark Frost, quien intervino entre otras cosas en la serie El Precio del Deber. El escenario es un pequeño pueblo ficticio del noroeste norteamericano, llamado justamente Twin Peaks, o Picos Gemelos en la traducción. Se ubica en el estado de Washington, cercano a la ciudad de Seattle y a la frontera Canadiense. El lugar que sirvió como modelo y en el cual se filmaron los exteriores del programa, se llama Snoqualmie Falls. Twin Peaks es una pintoresca comunidad rural cuya tranquilidad habitual se ve sacudida una mañana cuando es descubierto a la orilla del lago el cadáver mutilado y envuelto en plástico de Laura Palmer (Sheryl Lee), una joven de 17 años muy popular en la zona. Para investigar el crimen llega el Agente del FBI Dale Cooper (Kyle MacLachlan). Cooper es místico, introspectivo y algo excéntrico: por ejemplo va relatando todos sus movimientos a una grabadora portátil a la que llama Diane, y no queda claro si está hablando con su secretaria o consigo mismo. En el curso de la investigación Cooper se guiará a través de sueños o un “método tibetano” que consiste en arrojar piedras a determinados objetivos. Dale viene de trabajar en un caso similar en una zona cercana, de ahí que consigue hallar una letra “B” incrustada debajo de uno de los dedos de Laura. Poco después otra joven, Ronette Pulaski (Phoebe Augustine) aparece vagando por las vías del ferrocarril en evidente estado de shock. También se halla una letra, la “T”, en uno de sus dedos. Las averiguaciones continúan y Cooper cuenta con la colaboración del taciturno sheriff local Harry S. Truman (Michael Ontkean): la química entre ambos es casi instántanea y se convierten en grandes amigos. Cooper se instala en el Hotel Great Northern, propiedad del corrupto empresario Benjamin Horne (Richard Beymer). Una vez iniciadas las indagaciones tanto Cooper como el televidente entran en relación con una variopinta fauna de personajes extravagantes y una intrincada red de intrigas, complots y relaciones adúlteras, propias tal vez de shows como Dallas o Dinastía pero que pasadas por el tamiz surrealista y experimental de Lynch conformaron un resultado único. La adopción de este estilo fue apareciendo primeramente de a poco, en algunos detalles aislados para ir profundizándose con el correr de los episodios. Una narrativa apartada de lo lineal y un particular lenguaje visual la hicieron difícil de aceptar para el televidente desprevenido, pero una vez atrapado en el complejo desarrollo no es fácil apartarse de su misterio. La atmósfera adecuada también encontró su apoyo en la climática música compuesta por Angelo Badalamenti, musicalizador de cabecera de Lynch.

¿Quién mató a Laura Palmer?

Esta pregunta fue el motor del programa durante los ocho episodios de la corta temporada inicial y buena parte de la segunda. La agitada vida social de Laura hacía recaer las sospechas en varias direcciones: Laura tenía relaciones con el temperamental y rebelde Bobby Briggs (Dana Ashbrook) y con el melancólico motociclista James Hurley (James Marshall). Asimismo estaba en tratamiento con el exótico psiquiatra Lawrence Jacoby (Russ Tamblyn) y había sido vista en “La Sota Tuerta” (One-Eyed Jack en el original), un casino-burdel sito en el lado canadiense, cuyo dueño también era Ben Horne. Por otra parte, Cooper y Truman hallaron su diario y descubrieron que consumía cocaína. La autopsia, llevada a cabo por el forense del FBI Albert Rosenfield (Miguel Ferrer) confirmó esto. Rosenfield tuvo graves problemas con Truman a causa de su petulancia y desprecio. Pistas van apareciendo pero los peculiares métodos de Cooper van descartando posibilidades: Bobby, James y el Dr. Jacoby quedan libres. Mientras tanto, llega a la ciudad la prima de Laura, Madeline Ferguson (también Sheryl Lee) que tiene las mismas facciones de la difunta y se hace amiga de James y Donna Heyward (Lara Flynn Boyle), a su vez la mejor amiga de Laura. Leland Palmer (Ray Wise), padre de la chica muerta, es presa de un ataque de nervios durante el funeral y se lanza a la tumba junto con su hija. Su carácter sufre grandes cambios, alternando lapsos de gran depresión con otros en los que se le da por cantar como Frank Sinatra y bailar como Fred Astaire en los momentos menos oportunos: Leland era el abogado de la empresa de Horne. Asimismo, una mañana aparece con el cabello totalmente encanecido. Por su parte, la madre de Laura, Sarah (Grace Zabriskie), es una fumadora empedernida y tras la muerte de su hija comienza a tener espeluznantes visiones. Cooper, en tanto, tiene un vívido sueño en el que se ve a sí mismo en un salón con rojos cortinados, en el que se halla Laura y un enano bailarín, aludido en los créditos como “Little Man From Another Place” (Michael J. Anderson). Laura susurra al oído de Cooper el nombre de su asesino, pero éste no puede recordarlo cuando despierta aunque sabe que la clave reside en encontrar a un hombre manco (Al Strobel) que puede aportar información vital. Aparece el manco, quien es Philip Gerard, un vendedor de zapatos ambulante. Sus primeros interrogatorios no dan resultados satisfactorios pero luego se descubre que en su ser alberga a Mike, un espíritu vengador. Otra pieza que entra en escena es aportada por la señora Margaret Lanterman, una mujer aparentemente desquiciada que carga consigo un leño continuamente entre sus brazos, por lo que es conocida como “La Dama del Tronco” (The Log Lady, Catherine E. Coulson). Sus declaraciones, basadas en lo que el tronco “le cuenta”, conducen a la escena del crimen, involucrando a Jacques Renault (Walter Olkewicz), empleado de “La Sota Tuerta”. Se descubre que en la noche fatídica Laura y Ronette estuvieron en la casa de Renault. Allí fue hallado un mirlo llamado Waldo, que puede decir el nombre del asesino. El pájaro, sin embargo, fue matado de un tiro a través de una ventana mientras estaba en la oficina del sheriff. Renault es también traficante de drogas: fue herido durante su captura y asesinado en el hospital por Leland, que dio por hecho que él había matado a su hija. La primera temporada termina cuando una misteriosa figura toca la puerta de la habitación de Cooper y lo balea en el estómago, al final del octavo capítulo, emitido el 24 de mayo de 1990. Al abrirse la segunda fase, Cooper ve en su habitación a un gigante (Carel Struycken) que le da crípticas claves sobre la muerte de Laura y se queda con su anillo. Las sucesivas apariciones de El Gigante son canalizadas a través de un mozo muy mayor y senil que trabaja en el hotel (Hank Worden). Tras la recuperación del agente sigue la pesquisa en “La Sota Tuerta” donde Audrey (Sherilyn Fenn), la hija de Horne se encuentra secuestrada, cuando intentaba averiguar algo por su cuenta. Dale consigue luego rescatarla. El Gigante advierte a Cooper que el asesino está actuando nuevamente y en efecto Madeline Ferguson aparece muerta poco después. En posteriores avances Cooper consigue leer el diario secreto de Laura, descubre que ella había tenido el mismo sueño que él y recuerda el nombre que ella le había musitado. Así, simula arrestar a Horne como si fuera el culpable para que Leland oficie como su abogado y una vez en prisión lanza a Palmer dentro de la celda. Resultó que Leland estaba poseído por Killer Bob (Frank Silva), un espíritu maligno y sanguinario que goza aterrorizando a los demás, perseguido hace tiempo por Mike, el espirítu albergado por El Manco. Al verse apresado, Bob abandona el cuerpo de Leland, no sin antes provocar su muerte. Mientras Palmer muere atormentado en los brazos de Dale al tomar conciencia de las atrocidades que había cometido involuntariamente, Killer Bob se interna en el bosque a la espera de penetrar en un nuevo cuerpo. Esta dramática conclusión tuvo lugar en el decimoséptimo capítulo, transmitido el 1 de diciembre de 1990. Una vez resuelto el crimen, Cooper se apresta a abandonar el pueblo, aunque no sin pesar, ya que se había enamorado del lugar, de su irresistible café y su pastel de cereza, que solía tomar en el bar “Doble R”, regenteado por Norma Jennings (Peggy Lipton). Además, Audrey le había ofrecido su amor, cosa que rechazó. Sin embargo, debido a su incursión no autorizada al Canadá para rescatarla a ella, a Cooper se le inicia una investigación interna del FBI, conducida por el Agente Roger Hardy (Clarence Williams III), secundado por el oficial de la Policía Montada canadiense Preston King (Gavan O’Herlihy). La acusación incluye posible tráfico de drogas y así se suma a la investigación un curioso agente de la DEA, el travesti Dennis/Denise Bryson (David Duchovny). Ëlla lo ayuda a descubrir que tales denuncias formaban parte de un complot urdido por Jean Renault (Michael Parks) con el objeto de vengar la muerte de su hermano, por la que responsabiliza a Cooper. Durante este período, Dale contó con la solidaridad de su superior, el Jefe Regional del FBI Gordon Cole (David Lynch), sordo como una tapia: aunque usa dos audífonos hay que gritarle con toda la voz para que escuche algo. Asimismo, el comisario Truman lo nombró a Cooper alguacil de Twin Peaks cuando a éste le retiraron su licencia del FBI. Este conflicto también quedó atrás, pero otro que se venía insinuando tomó el nudo central del programa: la reaparición de Windom Earle (Kenneth Welsh), ex-compañero de Cooper en el FBI. Visiblemente consternado, Cooper le cuenta la historia a Truman: tiempo atrás Cooper y Earle se encontraban juntos en una misión en la que debían proteger a una bella dama que tenía atestiguar en un importante juicio. Cooper y la muchacha se enamoraron y una noche, gracias a un descuido de Dale, ella fue asesinada. La mujer era Caroline Powell Earle (Brenda E. Mathers), la esposa de Windom. Fue entonces que Earle enloqueció y fue internado en un manicomio, jurando vengarse de Cooper. Pero ahora, Earle ha escapado y viene tras Dale. Cooper lo describe como una mente prodigiosa, un hombre metódico, brillante e implacable. Maestro del disfraz, en varias ocasiones se pasea por Twin Peaks sin ser detectado. Para atormentar a Cooper, Earle comienza un macabro juego de ajedrez con él publicando sus jugadas en la prensa. Cada vez que toma una pieza, alguien muere. Paralelamente, una sucesión de hechos paranormales van tomando protagonismo: se incorporan conceptos como la Cueva del Búho (Owl Cave), El Pabellón Blanco (White Lodge) y El Pabellón Negro (Black Lodge). La Cueva del Búho es una especie de portal que conduce a ambos pabellones: el Pabellón Blanco es un sitio de luz, nido de bondad y virtudes, mientras que en el El Pabellón Negro reside la esencia de la maldad y la perversión. Estos lugares están situados en el bosque que circunda a Twin Peaks. Además, Cooper vuelve a enamorarse cuando conoce a Annie Blackburn (Heather Graham), la hermana de Norma Jennings, que ha regresado a la ciudad luego de haber estado recluida en un convento tras un intento de suicidio. Alternando la tensión entre la búsqueda de los Pabellones, el ajedrez mortal de Windom y la relación entre Dale y Annie, la serie llega a su clímax en el capítulo final (episodio 30, 17 de junio de 1991): el verdadero propósito de Earle es adueñarse del control del Pabellón Negro, cuya ubicación ya ha sido descubierta, y así dominar al mundo con su maldad.  Entonces secuestra a Annie y la lleva hacia allí. Asimismo Cooper y Truman se dirigen al lugar para rescatarla. Cooper penetra y se encuentra con Laura, Leland y Killer Bob. Este espíritu maligno se había originado allí, mientras que El Gigante y El Enano que habían colaborado con Cooper son representantes del Pabellón Blanco. Bob penetra en el cuerpo de Earle y ataca a Cooper, que se ve confrontado con el lado oscuro de su propia alma. Earle muere y el espíritu de Bob otra vez queda libre. La imagen se traslada entonces a la habitación de Cooper en el hotel con una escalofriante escena, una conclusión inesperada y polémica, solamente comparable al final de la serie El Prisionero por su inconvencionalidad: el espíritu de Bob se ha adueñado del cuerpo de Cooper y sonriendo enloquecidamente clama por Annie.

Habitantes de Twin Peaks:

Como dijimos antes, gran cantidad de historias paralelas, transversales y oblicuas contribuyeron a enriquecer la abigarrada trama de la serie, en algunos casos aportando interludios humorísticos, en otros acrecentando el drama, a veces tocando el hilo central de la narración y en otras sin relación alguna. Una característica muy propia de la serie fue retomar hechos que parecieron en algún momento totalmente descolgados y sin sentido, colocándolos luego en una perspectiva que los hacía encajar en el desarrollo como la pieza faltante para completar los sucesivos rompecabezas que Lynch fue presentando al televidente. Ciertamente, Lynch no subestimó a su audiencia. Al contrario, la exigió al máximo, haciendo que cada detalle aparentemente aislado cayera tarde o temprano dentro de un contexto coherente. El logro mayor ha sido, tal vez, la amplia gama de personajes que llevaron adelante la complicada historia, y por lo tanto merecen su debido análisis:

El Sheriff y sus colaboradores:

El Sheriff Harry S. Truman fue la primera persona con la que Cooper entró en contacto al llegar a Twin Peaks. Tiene un carácter escéptico y un alto sentido de su deber ante la comunidad. Tiene una relación sentimental con Josie Packard (Joan Chen). Junto a miembros de la policía y otros notables del pueblo dirige un grupo secreto llamado “The Bookhouse Boys”  (Los Chicos de la Biblioteca), que imparte justicia fuera del sistema legal cuando es necesario. Su amistad con Cooper se hizo muy grande a lo largo de la serie.

Andy Brennan (Harry Goaz) es uno de los oficiales de Truman. Su personalidad es suave, inocente e incluso algo torpe. Se pone a llorar en presencia de un cadáver y su arma a veces se le dispara accidentalmente, pero tiene un gran corazón. Su novia es Lucy Moran (Kimmy Robertson), la secretaria del sheriff. Lucy tiene la voz chillona y habla hasta por los codos. En un lapso de su noviazgo con Andy tuvo encuentros con el sofisticado Richard Tremayne (Ian Buchanan), encargado de la sección de ropa de caballeros de las Tiendas Horne. Ella queda embarazada, y hasta no tener certeza de quién es el padre de la criatura, Lucy, Andy y Richard formarán un trío muy especial. Finalmente, Andy fue elegido como padre por Lucy.

Tommy «Hawk» Hill (Michael Horse) es otro de los oficiales del Departamento de Policía de Twin Peaks. Hawk es descendiente de aborígenes de la zona, proclive por lo tanto a aceptar la influencia de lo sobrenatural. Fuerte, decidido y de certera puntería, es el brazo derecho de Truman y también cultivó gran amistad con Cooper. Su gente sabía de la existencia de los Pabellones Blanco y Negro y su aporte es fundamental para localizarlos.

La Familia Horne:

Benjamin Horne es el vicioso e inescrupuloso poseedor de la mayor fortuna del pueblo. Entre sus maquinaciones pretende adueñarse del Aserradero Packard y también promover un desarrollo habitacional con capitales extranjeros para aumentar su imperio. Cuando sus designios se ven contrariados enloquece temporalmente y cree que es el General Lee en la Guerra de Secesión. Igualmente, cuando se recupera, su personalidad cambia y se vuelve sincero y altruísta. No se lleva muy bien con su hija Audrey, pero con el tiempo llegan a respetarse.

Jerry (David Patrick Kelly) es el hermano menor de Ben y juntos suelen pasarlo bien en  “La Sota Tuerta” y en ruidosas farras en el Hotel Great Northern. Jerry participa en la empresa, tratando de atraer clientes.

Johnny (primero Robert Bauer y luego Robert Davenport) es el hijo menor de Ben. Retrasado mental, Johnny acostumbra vestirse como un cacique piel roja y Laura ayudaba en su cuidado.

Sylvia (Jan D’Arcy) es la esposa de Ben. No son muy unidos y ella no soporta las correrías de su marido cuando se junta con Jerry.

John Justice Wheeler (Billy Zane) es un antiguo amigo de Ben, joven y exitoso empresario que llega a Twin Peaks para ayudarlo después de su colapso mental. Audrey y John se enamoran: ella admite ser virgen pero deja de serlo en el avión privado de Wheeler.

La Familia Hayward:

Donna Hayward fue la mejor amiga de Laura y juntas compartían momentos con James y Bobby. Tras el deceso de Laura su relación amorosa con James floreció aunque no excenta de un sentimiento de culpa. Sobre el final de la serie descubre que su verdadero padre es Benjamin Horne, cuando éste comienza a experimentar el deseo compulsivo de decir la verdad. Su padre formal es el Dr. William Hayward (Warren Frost), médico principal de Twin Peaks y uno de sus ciudadanos más notables. La madre de Donna es Eileen (Mary Jo Deschanel) confinada a una silla de ruedas. El nacimiento de Donna se debe a una relación adúltera con Horne cuando ella era muy joven.

La Familia Briggs:

Bobby Briggs era el novio de Laura al momento de su muerte y en consecuencia uno de los primeros sospechosos. También tenía una relación furtiva con Shelly Johnson (Madchen Amick). Su padre es el Mayor Garland Briggs (Don S. Davis) de la Fuerza Aérea Norteamericana e involucrado en el Proyecto Libro Azul (Blue Book Project) relacionado con la investigación de vida extraterrestre, que a su vez tiene conección con los Pabellones. Amigo de Cooper, en una ocasión desapareció misteriosamente en el bosque, reaparenciendo luego con un tatuaje en su cuello. Esta marca, combinada con otra lucida por La Dama del Tronco llevaron a la localización de La Cueva del Búho. Su sufrida esposa Betty (Charlotte Stewart) acepta estoicamente las curiosas actividades de su marido.

Los Hurley y los Jennings:

Ed Hurley (Everett McGill) es el dueño de la gasolinera y tío de James, quien fue dejado a su cuidado. En su juventud estuvo enamorado de Norma Jennings, pero tras un cúmulo de malentendidos ambos se casaron con otras personas. Ed con Nadine (Wendy Robie) y Norma con Hank (Chris Mulkey). Nadine perdió su ojo izquierdo en un accidente de caza provocado por Ed. Esto lo hace sentirse culpable y por eso se queda con ella. Nadine decididamente ha ido perdiendo la razón: al comienzo de la serie su mayor aspiración es inventar un sistema silencioso para correr las cortinas. Cuando esto fracasa intenta suicidarse tomando pastillas y entra en estado de coma. Al recuperarse, su mente la retrotrae a cuando tenía dieciocho años y Ed no tiene otro remedio que solicitar su ingreso a la escuela secundaria. Asimismo, una hipersecreción de adrenalina la dota de fuerza sobrehumana. En el colegio se dedica a perseguir al apuesto joven Mike Nelson (Gary Hershberger) hasta que “lo alcanza”. Mike es amigo de Bobby y había sido novio de Donna. Sobre el final del programa, un golpe en la cabeza la vuelve a “la normalidad”.

Por su parte, Hank estaba en prisión al iniciarse la serie, por haber asesinado al esposo de Josie Packard. Poco después sale en libertad bajo palabra y comienza a trabajar junto a Norma en el “Doble R”. Pero sus actividades delictivas siguen: trabaja a las órdenes de Horne, quien le encarga crímenes y lo involucra en el tráfico de drogas y en los negocios sucios de “La Sota Tuerta”. Eventualmente, se pone en contra de Horne junto a Jean Renault y se cruza con Cooper y Truman, por lo que vuelve a la cárcel. Ahora bien, Norma y Ed han reverdecido secretamente sus amores de juventud y favorecidos por las circunstancias vuelven a estar juntos.

Los Packard y los Martell:

Josie Packard, nacida en Hong Kong, es la viuda de Andrew Packard (Dan O’Herlihy) y por tanto dueña del Aserradero Packard. Escondida tras su apariencia frágil anida una víbora manipuladora y ambiciosa. Su belleza oriental tiene loco al comisario Truman, pero también se acuesta con Horne. En su juventud tuvo relaciones con Thomas Eckhardt (David Warner), un empresario occidental de Hong Kong rival de Andrew, que envía a uno de sus sicarios para hacerla regresar. Luego de asesinarlo Josie desaparece, no sin antes participar en el complot de Horne para despojar a Catherine Martell (Piper Laurie), hermana de Andrew, de sus derechos sobre el aserradero. La Señora Martell, casada con Pete (Jack Nance), también engaña a su marido con Horne. La disputa acerca del aserradero termina cuando Horne envía a un esbirro suyo a incendiarlo. Al momento de iniciarse el fuego Catherine se halla dentro de las instalaciones pero su cadáver nunca fue encontrado. Poco después se presenta en las oficinas de Horne un empresario japonés llamado Tojamura, proponiéndole un negocio fabuloso que a la larga termina arruinándolo y provocando su colapso mental. Tojamura era en realidad Catherine disfrazada, por lo que es ella la que emerge triunfante en esta controversia. Al escapar del siniestro Catherine se había refugiado en el bosque para planear su venganza contra Horne y allí se había encontrado con su hermano, que también había sobrevivido al atentado que Josie había planeado para sacarlo del medio, ejecutado por Hank Jennings. Es así que ambos regresan al mundo de los vivos, al tiempo que Eckhardt se dirige a Twin Peaks para reclamar a Josie. Ésta por su parte, vuelve a la casa Martell, pero bajo amenaza de revelar todas sus viles actividades, Catherine la convierte en su sirvienta. Se devela entonces que quien había disparado sobre Cooper era la propia Josie, temiendo que en el curso de sus investigaciones en torno al crimen de Laura Palmer, Dale descubriera sus sucios secretos. El trágico final de Josie deviene cuando se cita con Eckhardt en el Great Northern para matarlo y Cooper llega para apresarla. Sin éste haber disparado su arma, Josie cae muerta inexplicablemente sobre la cama ante los ojos de Dale y Truman: Cooper ve entonces a Killer Bob que le grita “¿Dónde está Josie ahora?. La última imagen que se ve de ella es su sufriente alma aprisionada en la mesa de luz, cuya madera toma las facciones de su rostro.

Pete Martell es un buen hombre, distraído y despistado, ajeno a toda la basura que hay a su alrededor. Eximio jugador de ajedrez, ayuda eficazmente a Cooper en su guerra de nervios con Windom Earle.

Los Johnson:

Leo Johnson (Eric DaRe) es un camionero y traficante de drogas, que también estuvo entre la lista de sospechosos por el asesinato de Laura. Está casado con Shelly, quien trabaja como camarera en el “Doble R” y tiene relaciones con Bobby Briggs. Leo hace trabajos sucios para Horne, entre los que se cuenta el incendio del Aserradero Packard. En ese mismo hecho, habiendo descubierto la traición de Shelly, busca vengarse de ella dejándola atada allí adentro. Shelly finalmente fue rescatada por Catherine Martell. La evidencia dejada por Leo termina señalando a Horne, por lo que éste le encarga su muerte a Hank Jennings. Hank falla pero Leo queda en estado vegetativo. Ciertamente Leo había sido violento y abusivo con su esposa Shelly: ella busca entonces revancha complotando con Bobby. Entonces simulan hacerse cargo de él para cobrar una asignación del seguro, pero este plan no les sale del todo bien. Poco después Leo se recupera parcialmente e intenta matarlos a ambos sin conseguirlo. Escapa y se encuentra en el bosque con Windom Earle, quien lo recoge en su guarida oculta y lo utiliza para sus propios fines.

Además, Twin Peaks tuvo entre sus primeras emisiones una suerte de serie dentro de la serie: ésta fue la novela Invitation to Love, un programa que era visto en sus respectivos livings por distintos personajes del elenco y que reflejaba de alguna manera situaciones que iban desarrollándose en la trama. En este “sub-programa” intervinieron los actores Rick Giolito, Erika Anderson, Lance Davis y Peter Michael Goetz. En roles como invitados en diversos capítulos de Twin Peaks pasaron algunas conocidas figuras como Royal Dano, Tony Jay, Claire Stansfield, Alicia Witt, Troy Evans y Ted Raimi. Tras la cancelación de la serie David Lynch estrenó en cines la película Twin Peaks: Fire Walk With Me (92), que es en realidad una precuela, es decir explora hechos sucedidos antes del asesinato de Laura Palmer. En este film, que será comentado más detenidamente en próximas ediciones de Under Cover, actuaron David Bowie, Chris Isaak, Moira Kelly, Harry Dean Stanton, Kiefer Sutherland, Jürgen Prochnow y Pamela Gidley, aparte de algunos miembros del elenco de la serie, como Kyle MacLachlan, Sheryl Lee, Ray Wise, Madchen Amick, Dana Ashbrook, Phoebe Augustine, Eric DaRe, Miguel Ferrer, Heather Graham, Peggy Lipton, James Marshall, Grace Zabriskie, Catherine E. Coulson, Michael J. Anderson, Frank Silva, Walter Olkewicz, Al Strobel, Gary Hershberger y el propio David Lynch, En 2014 presentó una continuación de diez episodios, con varios de los actores originales y nuevos misterios, pero esa es otra historia.

 

 

SUBTERADIO
SUBTERADIO

TRABAJAR MENOS PARA TRABAJAR TODXS