Acoplando

NUEVOS SONIDOS VIAJAN POR EL VALLE: Radio Comunitaria El Brote

POR MAILEN ESCOBAR, TRABAJADORA DEL SUBTE. PEONA LÍNEA E. PARTE DE LA SECRETARÍA DE PRENSA Y DE CULTURA DE AGTSyP (METRODELEGADXS).

En Villa Ciudad Parque, un pueblo cordobés del Valle de Calamuchita, una frecuencia brota de la tierra y va creciendo en muchos oídos. Quien quiera oírla, descubre música que no escucharía en ningún otro lugar y participa de una experiencia única de comunicación que construye poder popular.
Con todxs ustedes: Radio Comunitaria El Brote. Entrevistamos a Víctor Hugo Alegre, uno de sus fundadores.

– ¿Cuándo y de qué forma surgió Radio Comunitaria El Brote?

El proyecto de la radio comunitaria surge en el año 2014, a partir de la necesidad de generar una intervención comunicacional en la comunidad, siguiendo la línea de las intervenciones políticas y de carácter socioambiental y cultural que ya veníamos realizando desde hacía algún tiempo. La intención fue generar un relato con las diferentes acciones que se iban sucediendo a lo largo de los años, para que no quedaran como acciones aisladas y se perdiera el hilo de lo que estábamos construyendo. La posibilidad concreta de materializar la radio sucede cuando compañerxs de Radio El Grito (una emisora de Traslasierra) renuevan sus equipos y nos ofrecen un transmisor de 100 vatios con una antena. Teniendo eso, se empieza a armar el estudio y a conformar un equipo de trabajo, y a comienzos de 2015 se pone finalmente en funcionamiento la radio. En ese momento éramos solamente tres, con los años se fue sumando gente y en la actualidad somos aproximadamente veintiséis personas.

– ¿Qué la hace ser una radio comunitaria y cuáles son sus objetivos como emisora de comunicación?

La gestión del medio se realiza de forma comunitaria, no hay un patrón ni un dueño como en las emisoras privadas. Esta es una radio de una organización social integrada por vecinxs del pueblo, se trabaja a partir de comisiones y asambleas, y las decisiones las tomamos en equipo. Conversamos sobre nuestras necesidades y dificultades para sostener esto, y según la voluntad y participación de quienes integran El Brote vamos avanzando. A veces también se retrocede, según el momento de la historia y los cuerpos que tengamos para afrontar los diferentes proyectos.

Nuestro objetivo no es hacer dinero ni tenemos fines de lucro, porque entendemos básicamente que la comunicación es un derecho humano. A partir de la Ley de Medios Audiovisuales que se legisla en 2009, se dispone del 33% del espacio radioeléctrico para medios comunitarios, lo cual nos posibilita obtener una licencia, y eso nos anima bastante ya que estar en la ilegalidad y que cualquiera nos pueda correr de la banda es muy desalentador. Entendemos que las organizaciones y los sectores comunitarios tienen derechos, cosas para decir e ideas para aportar al debate público, así que nuestros objetivos tienen que ver con eso, con la expresión, la diversidad y la pluralidad.

– ¿De qué se trata el proyecto del Centro Social y Cultural El Semillero, y cómo se enmarca la radio dentro de éste?

El Semillero existe hace 16 años en Villa Ciudad Parque, nuestro pueblo. Comenzó con objetivos relacionados a lo cultural y fue sumando banderas socioambientales, de DDHH, de género y de la economía popular. Actualmente, allí funcionan diferentes unidades productivas como una huerta comunitaria, una panadería, una pizzería, y un mercado de la tierra que es un espacio de comercialización de pequeños productores regionales vinculados a la agricultura familiar y a la producción agroecológica. También hay una biblioteca popular, y se brindan diversos talleres para niñes y jóvenes (como robótica, circo, teatro, inglés, apoyo escolar, clown, guitarra y coro, entre otros). Además, es el lugar en donde funciona físicamente El Brote, que hoy por hoy es el único medio que tiene Villa Ciudad Parque y es la única radio comunitaria que existe en el Departamento del Valle de Calamuchita.

– ¿Cuál es la actual programación de El Brote? ¿Hay un determinado criterio al elegir la música que pasan?

La programación actual de la radio es muy variada, cuenta con programas propios y otros que traemos de radios y productoras amigas. Tenemos programas diarios informativos (“En Voz Alta”), programas de música de diferente raíz (“Después Te Explico”, “Cantos Rodados”, “Música sin Mapa”, entre otros), “El Aquelarre de los Martes” que es un programa transfeminista, “Noche del Uno” que es un formato de entrevistas, “Que Supimos Conseguir” con eje en la memoria y la historia de nuestro país, “La Alfombra Voladora” que es de música y literatura, “Se sabe por tu boca” que trata sobre cocina y resistencia cultural a través de las comidas regionales de Latinoamérica, “Mujeres del Amanecer” que son círculos de mujeres con una visión más mística y chamánica del feminismo, “Traficantes de Aires” que va entre lo filosófico y lo poético. “De ida y vuelta” donde el Jefe Comunal de nuestro pueblo informa sobre la gestión y recibe en vivo comentarios, inquietudes, reclamos, etc, de lxs vecinxs de Villa Ciudad Parque. Y hay más, pero no me quiero extender tanto.

Nuestro criterio a la hora de elegir la música que pasamos es pensar a la escucha como un ritual. Para todxs existen rituales a lo largo del día: cocinar, limpiar, trabajar, estudiar, distenderse, etc. Armamos “playlists” o listas de reproducción para las franjas horarias en las cuales no hay programas, y según el horario del día y el día en sí mismo, hay listas con selecciones determinadas. No encaramos la música por géneros cerrados sino desde la emocionalidad que produce en lxs oyentes.

– ¿Cuáles consideran que son sus desafíos presentes y futuros?

La pandemia nos trajo mucho crecimiento en cuanto a la cantidad de personas que se involucraron con propuestas y programas, pero la imposibilidad de reunirnos periódicamente nos complicó la logística. El desafío presente, entonces, sería hacer del número de personas que actualmente somos, una organización. Es decir, que cada persona tenga un rol para que nadie se sobrecargue y ganar efectividad en la realización de las tareas.

Para el futuro, hay un mediano y largo plazo que nos demanda el consolidarnos como medio de comunicación que dispute agendas en la región. Todavía nos falta, por una cuestión económica y de limitaciones técnicas actuales. En la generacion de contenidos, estamos en una etapa en la que hacemos escuela de la radio pero aún no tenemos “egresades”. Seguimos aprendiendo distintos oficios, pero nos falta capacitarnos y formarnos para generar cuadros intermedios que a su vez formen en un futuro a más personas, y así tener una buena tropa de reporterxs, conductorxs, productorxs, operadorxs, etc.

La radio comunitaria es un espacio de libertad de expresión cuyo único límite son los discursos de odio. Unx no tiene que adherir políticamente a un proyecto partidario para ser parte, de hecho hay opiniones encontradas dentro del espacio por lo que ahí tambien hay un desafío: Que los debates sean posibles, recuperar el diálogo, tender puentes para construir proyectos comunes más allá de las diferencias, buscando acuerdos y consensos. Esa función la radio comunitaria la busca conscientemente, porque queremos que el debate social pase por acá con un poco más de altura.

Hoy por hoy, desde El Brote sentimos que estamos cumpliendo la función de darle la voz a las cosas que suceden en nuestro pueblo, que tienen que ver con la organización de nuestra comunidad y, en definitiva, con la construcción de poder popular.

→ Si estás en Calamuchita (Córdoba), podés sintonizar El Brote en FM 90.3.
Si estás en otro lugar, podés descargarte la app Radio El Brote ¡y escucharla en cualquier momento!
También podés visitar la web www.elbrote.org para enterarte de todas las novedades de la radio y leer notas, editoriales, y más.
En Redes Sociales:
Facebook: https://www.facebook.com/elbrote90.3fm/
Canal de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCCs0KmeI3Bh7Zy9CYlH-syw

 

 

 

 

SUBTERADIO
SUBTERADIO

TRABAJAR MENOS PARA TRABAJAR TODXS