ENTREVISTA A JUAN FALÚ: “LAS POLÍTICAS CULTURALES DEBERÍAN TENER EN CUENTA A LOS SINDICATOS”

POR MIGUEL GONZALEZ GUARDA DE LA LÍNEA A Y SEC. DE DERECHOS HUMANOS AGTSyP Y GUSTAVO CÁCERES, TALLER CONSTITUCION.

Juan Falú, es compositor, docente, guitarrero, cantor de folclore y militante, pero sobre todo un gran defensor de la cultura popular. Gestor de numerosos proyectos culturales, desde 1995 dirige el Festival de Guitarras del Mundo. En este mano a mano con Acoplando, habla de su pasión por la música, de su compromiso político y de su Tucumán natal. “El amor a la patria es más genuino desde las luchas populares que desde las posiciones más intelectuales”, dice.

-¿Qué le parece que los trabajadores tengamos participación en la cultura?

Me parece fundamental. Creo que la cultura nacional no está siendo defendida y le tengo mucha fe a la clase trabajadora para defenderla. El amor a la patria es más genuino desde las luchas populares que desde las posiciones más intelectuales. Siempre pensé que las políticas culturales oficiales públicas, tendrían que tener en cuenta a los sindicatos para tareas en conjunto. Cuando el sindicato tiene una propuesta cultural el afiliado se identifica, eso es una fuerza poderosa, no lo digo como músico sino desde mi pensamiento político.

¿Su influencia fue la música clásica?

En cierta medida sí, pero por discos que tenía mi padre, no por haber estudiado. No tuve estudios académicos, soy orejero, aprendí mucho en las guitarreadas y con la discografía que había en casa. Una gran influencia para mí fue mi profesor de  4º, 5º grado, el tocaba el piano y la armónica. Uno aprende de gente que no es conocida, los curriculum no dependen solo de nombres famosos. Hay mucha inspiración en los pueblos y en las tierras, yo vengo de Tucumán y ahí hay un cancionero increíblemente bello sobre la caña de azúcar, la explotación… Tucumán tiene un cancionero muy crítico, le cantan a la montaña, al río y a la justicia social.

– ¿Crees qué todos los artistas tienen compromiso social? 

Siempre estuvo la temática social, inclusive en los cancioneros anónimos, que hablan del exilio, del destierro. Por lo menos en el folclore, el tango tiene una mirada más subjetiva y no tanto social.

 – Usted habló del exilio, personalmente pienso que es un tema que se pasa por encima. Mercedes Sosa cuenta del dolor que sufrió, ¿Considerás que todos pasan lo mismo?

El exilio de Gardel es una excelente película, no deja de ser una pintura de un exiliado parisino de clase media. No todos tenían una solución rápida en lo laboral o en lo social, en cambio, un artista tiene reconocimiento y eso te ayuda, pero hay exiliados que no tuvieron esa herramienta. En mi caso la música me ayudó mucho, primero para conectarme con mi tierra, lo que yo hago es música de mi tierra, gatos, chacareras, sambas, tenía a Tucumán muy presente.

-¿Cómo eran las noches de encuentro en Tucumán?

Tucumán era el epicentro del noroeste, a pesar de ser chiquita se concentraba todo ahí, centro comercial, centro universitario, cultural y además tenía una vida nocturna impresionante. 

-Entre otras cosas ¿sos psicólogo?

Por ahí está el diploma, no sé dónde anda, me recibí, tuve mi consultorio y cuatro años después de dejé de ejercer. Ya estaba exiliado, no estaba en condiciones de atender a nadie.

-¿”Guitarras del mundo” cobija artistas del país y del mundo?

Sí, esa es una de las bases del festival, que traigan la música, la cultura de sus países. Guitarras del mundo es un modelo de gestión donde se une un sindicato con el organismo público. Pero musicalmente es un festival, muestra a guitarristas que traen la música de su tierra, este año es la edición numero 28, ya vinieron cerca de 1000 guitarreros.

-León Gieco dice que Raly Barrionuevo y Bruno Arias son las nuevas generaciones que llevan un mensaje en sus letras. ¿Cómo ves el recambio?

Tener una cuna ideológica y política es difícil, es difícil hacer la vista gorda a la realidad. Siempre van a haber portadores de una poesía crítica en relación a la situación social, lo que espero en ese sentido es siempre el mejor arte, que no baste con denunciar, si no denunciar artísticamente, de ese modo se preserva la calidad artística. No soy de la idea que el arte se transforme en un panfleto.

¿Cómo ves el presente del país?

Me preocupa el avance de la derecha, el avance de la tecnología, de la comunicación mal utilizada, la que le conviene al sistema, también me preocupa la falta de reacción de parte del campo popular. La interna del peronismo me parece que es muy cruel, es muy a la espalda del pueblo. No hay una conducción que trascienda.

Junto a la Secretaría de Cultura estamos armando un ensamble musical ¿qué pensas de eso?

Lo veo extraordinario. La lectura, la música tienen que estar al alcance de todo el mundo, en general, cuando hubo expresiones artísticas en los sectores populares, sean sindicales o no, siempre fueron muy bien recibidas, pienso que el ensamble musical es un gran acierto popular.

Juan Falú y Gustavo Cáceres, guitarrista del ensamble (AGTSyP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.