ORGANIZACIÓN FEMINISTA, PARA FRENAR A LAS NUEVAS DERECHAS

POR KARINA NICOLETTA, SECRETARÍA DE GÉNERO, CONDUCTORA DE LA LÍNEA A.

feminismos

Con la participación de grandes referentas del feminismo latinoamericano, dimos cierre al ciclo de conversatorios, “Noviembre en clave feminista”, organizado por las Secretarías de Género y Formación de nuestro sindicato.

El último encuentro, “Feminismos, resistencias y procesos de emancipación en América Latina”, contó con la presencia de, María Pía López, socióloga argentina, investigadora, docente y Doctora en Ciencias Sociales, Vesna Madariaga Gjordan, Presidenta de la Asociación Nacional Funcionarixs del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, socióloga y sindicalista feminista chilena, y Jennifer Villagrán Demoya, docente, educadora popular, sindicalista de la ADE e integrante de Dignidad Popular, de Colombia.

último encuentro de “Noviembre en clave feminista”.

En primer término, María Pía López, manifestó su alegría por la posibilidad del reencuentro en la sede de nuestra organización gremial, y destacó la presencia de una genealogía de luchas sobre las que se asientan los nuevos procesos de organización feministas.

Además, revalorizó los procesos de construcción de los feminismos en nuestra región, al señalar los recorridos colectivos que las mujeres venimos dando, y remarcó los desafíos que aún nos quedan por delante. En este sentido, analizó el avance de las derechas reaccionarias en Latinoamérica y el ataque de estos sectores sobre nuestros derechos, luchas e intereses colectivos:

Los feminismos, desde sus diferentes vertientes, cuestionan el orden binario, el sistema punitivo y el sistema patriarcal, pero también articulan y generan cuestionamos políticos ante el sistema capitalista. Son quienes sostienen los trabajos comunitarios en el barrios populares, entrelazando la necesaria discusión sobre las tareas de cuidados, históricamente no reconocidas como trabajo.

Los feminismos populares y latinoamericanos construyen de manera cotidiana, deseos e igualdad de condiciones, promueven debates negados por la política tradicional y bregan por la conquista de derechos emancipatorios para una vida diga y plena.

A su turno, la compañera, Vesna Madariaga Djordan, compartió una caracterización del momento crucial que transcurre en Chile, y destacó la urgencia de detener la avanzada del neo-fascismo, con la presencia de un feminismo masivo y activo que se organiza.

Vesna Madariaga Djordan, compartió las experiencias feministas chilenas.

Por otra parte, señaló el incremento de las brechas laborales y la caída, aún mayor, de la participación de las mujeres en el mundo del trabajo, en el marco de la pandemia.

Según, Djordan, es necesaria la construcción colectiva de un programa plurinacional de lucha para promover una organización feminista del trabajo.

Entre los próximos desafíos del feminismo remarcó la acción política cotidiana, la resignificación positiva de la segmentación existente y el carácter intergeneracional dentro del movimiento, estableciendo hilos políticos y avanzando en agendas diversas.

Por último, la compañera, Jennifer Villagran, desde Colombia, compartió un video de las Mujeres de Embera, y remarcó el notorio incremento de las situaciones de violencia de género y desigualdad. 

El encuentro se llevó a cabo en la sede de nuestro sindicato.

Señaló la existencia de una lógica patriarcal en los espacios políticos/sindicales, frente a lo que destacó la necesidad de profundizar el debate sobre la feminización y precarización de tareas, y sobre las barreras que condicionan objetivamente la posibilidad de participación política/sindical de las mujeres.

A su vez, dio cuenta de la vigencia de un estallido social en Colombia en el que las mujeres llevan las banderas de lucha. Son ellas, quienes, organizadas y movilizadas, cumplen un rol fundamental en la transformación social y política del país.

8M en Colombia.

Por eso, la tarea que tenemos de acá en adelante es seguir fortaleciendo los ámbitos de organización colectiva, para recuperar el entramado que supimos construir desde las diferentes expresiones del campo popular, siempre defendiendo la política como herramienta de transformación y creación del bien común. Reinventando nuestras prácticas cotidianas, y en ese sentido, los feminismos representan sin dudas una enorme y valiosa experiencia de la cual aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.