LACTANCIA MATERNA: UNA RESPONSABILIDAD DE TODXS

POR ADRIANA BELMONTE, BOLETERA DE LA LÍNEA D.

lactancia materna

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto en más de 170 países. Es una campaña internacional que tiene como fin promover esta práctica y contribuir al bienestar y a la salud del lactante y de la persona que amamanta.

Invertir en la lactancia materna puede salvar vidas infantiles y mejorar la salud de los bebés y sus madres, además del desarrollo social y económico de individuos y naciones.

La protección, promoción y apoyo de esta práctica requiere de acciones coordinadas durante los tiempos normales y aún más durante las emergencias.

La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de abogar por la lactancia como una intervención de salud pública, que salva millones de vidas, a la vez que protege y previene infecciones y enfermedades.

Lactancia materna

El médico especialista en pediatría, Carlos González, quien escribió varios libros sobre crianza respetuosa, alimentación y salud infantil, afirma que “si dispusiéramos de una nueva vacuna que previniese un millón o más de muertes de niños al año, y además fuera barata, segura, de administración oral y sin requerir cadena de frío, se convertiría en un objetivo esencial de salud pública. La lactancia materna puede hacer todo eso y más…”.

Este año el lema mundial es “Proteger la lactancia materna, una responsabilidad de todxs”. Ya que no es sólo una cuestión de mujeres, sino que abarca a la sociedad en su conjunto.

La importancia de la información.

Los profesionales de salud se deben comprometer a realizar capacitaciones y actualizaciones en lactancia materna, ya que muchas veces ésta fracasa por desconocimiento e indicaciones erróneas de parte del personal sanitario.

También es necesario que las empresas brinden espacios propicios para que las mujeres puedan amamantar durante su jornada laboral. Es momento de que el Estado acompañe a las mujeres y mejore las licencias por maternidad y paternidad.

Como estudiante de Puericultora considero que cada persona tiene el derecho de amamantar el tiempo que quiera, cuando quiera y donde quiera.

Las Puericultoras somos profesionales  de la salud que estamos para informar, acompañar y apoyar el deseo del binomio mamá/bebe, brindando técnicas de acople para una succión adecuada y un correcto drenado de la leche.

Debemos informar a las futuras madres (y a toda la sociedad) de los beneficios de la lactancia, para que puedan tomar decisiones informadas. Y con los saberes adquiridos, sean las madres quienes decidan si quieren amamantar o no. Sus deseos deben ser respetados.

Necesitamos saber que una mamá que se extrae leche en su trabajo está haciendo un gran esfuerzo, que su cuerpo así lo requiere y que no está sacando ventaja de esa situación.

Es urgente que se cumpla con la Ley de lactarios, la cual establece que deben existir lugares dignos en las empresas para que las mamás puedan sacarse leche y no tengan que hacerlo en un baño. Necesitamos políticas públicas que garanticen nuestros derechos

A una mamá le diría :

Informate sobre los beneficios de la lactancia.

Confía en tu cuerpo.

Ante la primera dificultad, pedí ayuda a un profesional de la salud con el que te sientas a gusto.

No te dejes llevar por mitos.

Aún falta mucho por hacer, pero cada uno de nosotrxs podemos aportar nuestro granito de arena. Porque proteger la lactancia materna, es una responsabilidad de todxs.

1 thought on “LACTANCIA MATERNA: UNA RESPONSABILIDAD DE TODXS

  1. La lactancia materna debe ser considerada un derecho básico de todo ser humano recién nacido. Con ella se estructura la relación madre-hijo, favorece la buena maduración del sistema digestivo, aporta la mejor nutrición y defensas que lo protegerán de gérmenes y enfermedades y genera lazos de amor que se mantendrán de por vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.