Acoplando

El cóndor ha muerto: Felipe Quispe Huanca

POR ANA ROCCHIETTI. SECRETARIA ACADÉMICA DEL CIP (CENTRO DE INVESTIGACIONES PRECOLOMBINAS) LICENCIADA EN ANTROPOLOGÍA (UBA) Y DOCTORA EN ARQUEOLOGÍA (UBA).

Ha muerto Felipe Quispe Huanca. La sociedad boliviana lo llamaba Mallku que significa “Cóndor” en aymara. Es decir, la Cumbre, la fuente de la vida, el alma de la montaña.
Ha sido este 19 de enero del 2021.

Había nacido en 1942, en Ajllata, Omasuyos, en una Bolivia turbulenta. Desde muy joven se impuso la lucha de clases porque la estructura social era odiosamente estamental y explotadora.
Estuvo a la cabeza del movimiento Tupac Katari (1978), del Ejército Guerrillero Tupac Katari (1990) y del Movimiento Indígena Pachacuti (2000). Su palabra fue indianista, es decir, liberación indígena por indígenas. Entre otros roles, fue Secretario de la CSUTCB (Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia). Permaneció cinco años preso, estudió y se graduó como historiador, enseñó en la Universidad de El Alto, escribió libros, fue diputado y su esperanza era la consolidación de una nueva Nación: el Kollasuyu. Después de apoyar y conducir la movilización popular de la Guerra del Agua, de la Guerra del Gas y a Evo Morales y el MAS, se distanció de él hasta tornarse un opositor.

El Mallku tenía pensamiento propio.

¿Por qué Tupac Katari?

Tupac Katari se llamaba, en realidad, Julián Apaza. En 1781 produjo el más terrible de los levantamientos indígenas en el altiplano. Lideró a 40 mil indígenas aymaras, controló gran parte del país y sitió la ciudad de La Paz. Fue traicionado, capturado por los españoles y ejecutado ese mismo año.

El Mallku aspiraba a una rebelión similar.

¿Por qué Kollasuyu?

El Kollasuyu fue un reino civilizatorio indígena precolonial originario del altiplano, enraizado en la cultura Tiawanaku. Los aymara tienen sus raíces en él.

El Mallku lo pensaba como una Nación moderna autónoma, distinta a la actual Bolivia. Luchó por esa liberación independentista.

¿Por qué Bolivia Insurrecta?

La relación Estado – Sociedad es compleja y violenta en Bolivia. Lo demuestra la sucesión de gobiernos destituidos y las frecuentes luchas callejeras. El país inauguró el siglo XXI con el esfuerzo de la construcción de un Estado de nuevo tipo (o a eso aspiraba): el Estado Plurinacional.

El mismo debe incluir en el plano de la política y de la cultura a todos los bolivianos y bolivianas pero, particularmente, a los pueblos originarios y campesinos, explotados y postergados por 500 años. Si no lo concreta, si lo dilata, si recae en las prácticas seculares, el potencial de insurrección de Bolivia no cesará.

Lo dijo el Mallku.

Ana Rocchietti: Conocí al Mallku en su Universidad (UPEA) en 2017, en ocasión del Proyecto Luchas y Luchadores. Universidad Nacional de Rosario, Argentina. Estoy agradecida a Rosario Acquim, por interceder, a Vicky Sagárnaga por explicar y a Daniel Paz, por guiar.

 

SUBTERADIO
SUBTERADIO

TRABAJAR MENOS PARA TRABAJAR TODXS