GESTAPO BONAERENSE: EL MISMO ANTISINDICALISMO – 42 AÑOS DESPUÉS.

POR CARLOS MONESTES, UTE, SECRETARIO DE DD.HH CTA CAPITAL.

gestapo bonaerense

Similitudes entre la Gestapo Bonaerense y la reunión secreta del interventor militar de la provincia de Córdoba, Gral. Sigwald, con los empresarios cordobeses en 1980.

A mediados de 1980 como corolario de las Bases del Proyecto de Reconstrucción Nacional de diciembre de 1979, el Gobernador Militar en la Provincia de Córdoba, Sigwald (1), cita a varias reuniones secretas y consecutivas a personajes de la élite económica cordobesa, tanto por lo que representaban como por su vocación política de complicidad y acompañamiento a la Dictadura Militar.

El 5 de junio de 1980 es el turno de la Cámara de Comercio Exterior del Centro de la República, el 10 de junio le toca a la Cámara de Empresarios de la Construcción y el 4 de noviembre a los ex intendentes de la Ciudad de Córdoba y empresarios a su vez, Vito Remo Roggio y Hugo Taboada.

VIto Remo Roggio, protagonista destacado en las reuniones secretas con el Gobernador Militar Sigwald.

Las Bases del P.R.N. (2) tenía puesta la mirada hacia adelante, la CIDH ya había venido al país, era inocultable la represión y las desapariciones forzadas. Inflación, desocupación y pobreza eran el correlato en la economía.

Las Bases del P.R.N pretenden adelantarse a una salida política que podría ocurrir en algún momento y tenían por fin institucionalizar y sedimentar por siempre el Terrorismo de Estado, borrar de la historia todos los indicios, responsabilidades y culpabilidades como también prorrogar el modelo económico agroexportador de Martínez de Hoz.

La similitud entre la Gestapo bonaerense y lo ocurrido en Córdoba en reuniones secretas entre el Interventor Militar en la Provincia y empresarios cordobeses en junio, julio y noviembre del 80, es incontrastable. Los dos acontecimientos hubieran quedado en el olvido y desconocidos totalmente si no hubieran mediado las circunstancias que posibilitaron la aparición de archivos que estaban destinados a ser desconocidos por la sociedad.

La aparición de estos archivos en La Plata y Córdoba de reuniones secretas distantes en el tiempo y circunstancias desnuda el pensamiento de las clases dominantes. Estamos hablando de 42 años pero con extrema similitud en su objetivo, en su ocultamiento, en su trama antisindical, hasta en las mismas funciones y roles de sus participantes.

¿Que tenemos en Córdoba? En el 2010 el Centro de Estudios Avanzados y Editorial de la Universidad Nacional de Córdoba publica un trabajo titulado: EMPRESARIOS DE CÓRDOBA Y PODER MILITAR: DIÁLOGOS EN LA INTIMIDAD, escrito por María Clara Iribarne (Págs. 449-462). Publicado en César Tcach (Coordinador) “Córdoba Centenaria: Claves de su historia contemporánea”.

Son diálogos grabados de reuniones convocadas por el gobernador militar Sigwald, llama a empresarios y civiles cordobeses con el objetivo de sondearlos y conocer sus opiniones respecto de una salida posible, etapa “postdictadura”.

Las grabaciones de las reuniones fueron dispuestas por la intervención militar en la provincia como un registro del pensamiento empresarial en ese momento. El material desgrabado fue encontrado en una caja fuerte de la Casa de Gobierno y llegó por afinidad política y profesional a manos del historiador e investigador César Tcach.

Si bien los tópicos de las reuniones fueron variados como el tema de la adjudicación de las licitaciones, salidas políticas posibles; el nudo del debate fue haciendo hincapié en la consideración del mundo sindical tomado como obstáculo insustituible ante cualquier futura salida.

Recortamos, en consecuencia, en la presente nota las expresiones y conceptos, que constan en las desgrabaciones: “hay que ubicar la tasa desempleo en un 8 por ciento” – “los sindicatos no pueden manejar las obras sociales”“hay que sacar el 14 bis de la Constitución Nacional” – “desarticulación del movimiento obrero menos huelgas, menos salarios” – “disciplinamiento de la mano de obra a través del desempleo porque obliga a esforzarse”- “administración de los aportes previsionales por las patronal, el Estado, como veedor” – “representación de los sindicatos a través de diputados electos en el Congreso”, etc, etc.

Temas siempre recurrentes en los que identifican el país con su tasa de ganancia pero además en este caso referido a la Gestapo bonaerense se repiten las funciones y figuritas comunes en estas dos reuniones.

El organizador de las reuniones secretas en Córdoba, el gral. Sigwald, podría fungir como una Gestapo presente y viviente en ese momento; es decir, encarnaba el mismo anhelo del Ministro de Trabajo bonaerense, Villegas y el gobierno de Macri y Vidal.

Mismos roles: Villegas y Sigwald, los encargados de organizar las reuniones para perseguir a dirigentes sindicales.

El rubro de los intendentes está representado por el intendente de La Plata Julio Garro, y por los ex intendentes en ese momento de la ciudad de Córdoba Arquitectos Hugo Taboada y Vito Remo Roggio.

El rubro de los empresarios de la construcción, a través de sus respectivas Cámaras está representado en el caso de la provincia de la Pcia. de Bs As por Ricardo Alconada Magliano, presidente de OCASA y de la Cámara de Desarrolladores Urbanos, Guillermo Federico Moretto, ex titular del Colegio de Arquitectos de La Plata, José Oscar del Río, ex vicepresidente de la Asociación Pymes de la Construcción; y además, Fabián Rolando Cusini y Bernardo Zaslascky, Marcelo Jaworsky, entre otros.

Ricardo Alconada Magliano fue uno de los empresarios que participó de la reunión en la sede porteña del Banco Provincia (Bapro).

En el caso de la Provincia de Córdoba la representación corría por cuenta de la Cámara de Empresarios de la Construcción encabezada por su presidente, el Ing. Ricardo Romero Díaz; el Ing. Demetrio Brusco, presidente de la Cámara Industrial de Córdoba, Enrique Rouviere y el Arq. Vito R. Roggio, fundador de la delegación Córdoba de la Cámara de la Construcción Argentina.

Viendo todos estos encumbrados actores arriba del escenario, ¿qué querían el Ministro Villegas y el gobierno bonaerense con el guiño del presidente Macri?: Volver al pasado.

La Gestapo que se pide para el futuro es volver a una etapa que ya se dio, la vieja añoranza de las clases dominantes. Es un retroceso a 1976 que además se frustró en todas las líneas: económica, política, cultural, social. De resulta que la Gestapo que pide el ex Ministro de Trabajo ya fracasó en el pasado y fue condenada.

Como hemos mencionado más arriba si bien en la reunión convocada aparecen temas referentes al futuro pacto de silencio alrededor del terrorismo de Estado, las conversaciones se deslizaron a la consideración del movimiento obrero y sus organizaciones sindicales.

El 27 de abril de 1979 había sido el primer paro de la CGT y aparece nuevamente la exigencia de aniquilar y cambiar la estructura sindical de Argentina en la nueva salida post dictadura. Otra vez el tema que le desvela y la piedra con que tropieza una y otra vez el bloque dominante y la matriz empresarial.

Los empresarios cordobeses ponen como condición el acallamiento y la extirpación de las organizaciónes sindicales, entre otras palabras el sueño oculto de la Gestapo a la hace referencia el ex Ministro de Trabajo del gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal.

Queremos finalizar esta nota transcribiendo un párrafo de la autora María Clara Iribarne, publicado por el Centro de Estudios Avanzados de la UNC, que contiene las expresiones del empresario Roggio protagonista destacado en las reuniones secretas con el Gobernador Militar Sigwald:

En las entrevistas estudiadas, los empresarios reclamaron condiciones más benignas para el desarrollo de sus actividades. En otras palabras, un aumento de su tasa de ganancias. El arquitecto Roggio, en su carácter de dueño de un banco y de una de las constructoras beneficiarias del régimen, lo explicaba con crudeza en la reunión del 6 de noviembre de 1980:”Yo creo que este proceso que ha tenido la virtud de (…)componer el descalabro, no puede salir con una crisis, pero no con una crisis solamente de la clase empresaria. El salario real ha aumentado el 20%. Ud. va a una cancha de fútbol y la encuentra llena. Los autos nuevos los compra quien tiene la posibilidad mayor, pero los autos viejos , todos (los trabajadores) han comprado; el nivel de vida se ha levantado. Esto es lo peor que nos puede estar ocurriendo a nosotros.

(1) Adolfo Sigwald (1923-1999): Interventor Militar en la Provincia de Bs As en el golpe del 76. Gobernador Militar en la provincia de Córdoba 1979-1982. Ocupó la Jefatura del Batallón del Colegio Militar. Comandante de la X Brigada de Infantería durante 1976, territorio donde funcionaron innumerables Centro Clandestinos de Detención que estaban bajo su mando. Cumplió prisión preventiva por los hechos ocurridos en jurisdicción de Campo de Mayo. Fue procesado por la Cámara Federal en la Causa del I Cuerpo de Ejército. Indultado por Carlos Menem en 1989 (https://nuncamas.org.ar).

(2) Publicado por las FF AA en diciembre de 1979. Apuntaba a asegurar la instauración de una “democracia republicana” que legitime prorrogue y mantenga los objetivos políticos, sociales y económica que la Dictadura Genocida instaura en 1976.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.