THE BATMAN: OTRO MURCIÉLAGO

POR RAFAEL DALOI, ASISTENTE DE TESORERÍA.

the batman

Se estrenó, finalmente, The Batman, la nueva película del longevo héroe de Gotham City. El film tenía previsto su lanzamiento para junio del 2021, pero tuvo que ser pospuesto a causa de la pandemia.

Cuando se anunció que el ex-protagonista de la saga Twilight, Robert Pattinson, había sido seleccionado por el director Matt Reeves para encarnar a la nueva versión del Hombre Murciélago, las redes sociales estallaron con comentarios en contra de los fans alrededor del planeta.

Ese rechazo se fue atenuando al conocerse los primeros trailers, y parece haber sido superado, finalmente, con el estreno de la película: la estupenda respuesta en la taquilla durante su primer fin de semana parece confirmarlo, a través de los 134 millones de dólares recaudados, sólo en Estados Unidos, lo cual lo convierte en el estreno más importante en lo que va de 2022.

La aproximación de Reeves a Batman es la más oscura que se ha visto hasta la fecha, con fuertes influencias del film noir. Este Batman está en un universo propio, diferente al de Ben Affleck y la Liga de la Justicia de Zack Snyder. Es un Batman que lleva dos años actuando, con lo cual se lo presenta ya activo y se evita profundizar en la historia de sus orígenes.

El acento está puesto en el aspecto detectivesco de Batman, que debe resolver los intrincados crímenes de El Acertijo, interpretado por Paul Dano. Este Acertijo está claramente alejado del estereotipo del maniático con calzas verdes que rindaron versiones previas como las de Jim Carrey en Batman Forever (1995) o Frank Gorshin en la serie de TV (1966).

Un irreconocible Colin Farrell, totalmente deformado por el maquillaje, también ofrece un Pingüino que no tiene nada que ver con el consabido villano de galera y paraguas.

La relación entre Batman y el Teniente James Gordon (Jeffrey Wright) se muestra ya sólida. Zoë Kravitz, la hija de Lenny, compone una interesante versión de Selina Kyle / Catwoman, sazonada con una inquietante relación con Batman.

Andy Serkis, acostumbrado a prestar el cuerpo para la construcción de personajes como Gollum, de la saga de El Señor de los Anillos, o King Kong (2005), actúa esta vez como Alfred Pennyworth, una potente figura paterna para Bruce Wayne. A propósito, el Wayne de Pattinson es taciturno y austero, distinto del playboy multimillonario que se suele mostrar.

Impagable, John Turturro, como el mafioso Carmine Falcone, personaje fundamental del film. De igual forma, la representación de Gotham City es un personaje en sí misma, una ciudad opresiva y deprimente, en la que siempre está lloviendo.

Reeves se ha tomado varias licencias con respecto al mito batmaniano para la confección del guión, pero el resultado convence.

Una experiencia aparte es ver la película en 4D, que suma para el disfrute, pero no creo que sea excluyente.

Un ejercicio: descubrir el pequeño homenaje a la serie de Adam West.

Sobre el final, queda flotando una estentórea pista para la inevitable secuela. En esta ocasión no hay escenas post-créditos como es habitual en otros productos superheroicos recientes, aunque después de todo aparece la dirección de una página web que puede significar una extensión de la película.

Y hablando de extensiones, se ha anunciado en estos días la realización de una serie de TV centralizada en este Pingüino para la plataforma HBO Max. Y así los múltiples universos del Murciélago se siguen expandiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.