PRESENTACIÓN DE JIWASA NOSOTRXS

POR VIRGINA BOUVET, BOLETERA DE LA LÍNEA C, SECRETARIA DE ORGANIZACIÓN

Lo primero que voy a decir es que María es una persona muy audaz, porque me convocó a presentar su libro antes de que yo lo leyera.

Así que me puso en un problema y yo acepté, con lo cual tengo que decir que estamos las dos locas, ¿no? Porque yo iba después, pensando: ¿Y si no me gusta?

El libro de María Zapata fue presentado en la casa de Movemos.

Bien. Unos días después me llega el libro, y cuando lo veo, hice lo que seguramente hicieron muchos, googlear qué significa Jiwasa, y bueno, ahí mi primera sorpresa, y gran alivio, porque decía que, a diferencia de occidente, donde el yo es el primer pronombre, y en singular, en idioma aimara el primer pronombre es nosotros, y se dice jiwasa.

Entonces dije: bueno, soy sindicalista del Subte, si hay algo que aprendimos en nuestro oficio, y en nuestro lugar, es a transformar el yo en un nosotros, por lo menos voy a poder hablar del título.

Me puse a leer el libro y, sabiendo que iba a tener que comentarlo, lo leí diferente de otros, y fui tomando notas, apuntes, mis impresiones. Lo dejé ahí y, unos días después, cuando se acercaba la fecha, volví a leer los apuntes para pensar que decir. Junté las notas, y me di cuenta de que tenía un texto, entonces pensé que, si María me lo permite, en vez de hablar sobre su libro, voy a leer mis impresiones de su libro:

Quienes conocemos a María sabemos que, por suerte, no pudo evitar ser ella misma al escribir este libro. Porque María, además de escribir muy bien y de ser simple y precisa para contar es, sobre todo, una creadora de climas.

El libro va entrelazando relatos breves de nuestra historia reciente, con mucha naturalidad. María describe el conurbano, la pobreza, la crisis del 2001, la militancia barrial y la ola feminista, como al pasar…

Entonces, mientras una va leyendo entiende y, sobre todo, siente porqué esas mujeres, protagonistas de Jiwasa Nosotrxs, están ahí, y no podrían estar en ningún otro lado más que ahí, donde están y haciendo lo que hacen.

Para quienes no tuvieron el gusto, los invito a leer este libro y a conocer a María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.