Acoplando

Lesa Humanidad. El vesubio: un nuevo juicio con 370 casos

Por Pablo Soria,  trabajador del subte, linea E

El juicio se trata de 370 personas que fueron secuestradas, trasladadas al centro clandestino llamado El vesubio, y torturadas. De ellas, 50 fueron asesinadas y muchas permanecen desaparecidas.

El Tribunal Oral Federal N°4 investiga las responsabilidades de ocho acusados, los ex integrantes del servicio penitenciario federal Hugo Roberto Rodríguez, Eduardo David Lugo, Milcíades Luis Loza, Olegario Domínguez, Roberto Horacio Aguirre y Florencio Esteban Gonceski, y los ex miembros del ejército Humberto Eduardo Cubas y David Cabrera Rojo, por los secuestros y tormentos  a 370 personas y el homicidio de 50 de ellas. Muchas de las víctimas aún permanecen desaparecidas.

El Vesubio funcionó en un predio del Servicio Penitenciario Federal, que estaba en la intersección de Camino de Cintura y la Autopista General Ricchieri, en el partido de La Matanza, entre abril de 1976 y diciembre de 1978. Dependía de la Central de Reunión de Informaciones, dentro de la jurisdicción del Primer Cuerpo de Ejército.

El sindicato del subte presente  en la audiencia:

Los compañeros de la secretaría de derechos humanos acompañaron el testimonio de familiares de las victimas. Los declarantes fueron: Enrique Arrozagaray,Maria Eugenia Morcillo Mopardo,Sebastian Alfredo Mopardo y Nora beatriz Lopez Estorne.

Enrique testificó lo vivido por su hermano, quien pudo contarle lo sucedido, la sala en silencio escuchó el testimonio desgarrador, la valentía una característica que tambien destaca de  su hermano, le permitió hablar de manera firme.

Escuchar lo sucedido eriza la piel, nos permite comprender de manera profunda, la lucha inclaudicable de familiares y sobrevivientes del CCDy T, la importancia del acompañar, de estar presentes, porque hay momentos en que la Defensa de dichos genocidas/represores se  detiene en detalles, nimiedades con el objetivo de dilatar.

Pero ahí está la fuerza de la memoria, la búsqueda de  verdad y justicia, que se manifiesta en cada testimonio.

Lo fundamental, lo dijo Arrozagaray : son mas de 40 años, su hermano al igual que los familiares de los distintos testigos, continuan desaparecidos o ya no estan fisicamente entre nosotros y es apremiante la necesidad de justicia.

La lucha de familiares,sobrevivientes y las diferentes agrupaciones de DDHH CONTINUARÁ por siempre para que el Nunca Mas se escuche, en cada Audiencia en cada tribunal y donde quieran que vayan, porque los iremos a buscar.

ACOPLANDO

Acoplate a las Redes!

Tambien escuchanos en SUBTERADIO!