Acoplando

EL ABORTO ES LEY. Triunfó el movimiento de mujeres

El senado aprobó hoy la ley que impulsó el gobierno argentino. El triunfo es de los movimientos de mujeres que supieron hacerse masivos y desde hace décadas plantean que es un tema de salud pública y reclaman por el derecho a decidir.

“La maternidad será deseada o no será”, repiten las mujeres desde los 70. La Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito se formó en 2005 con cientos de organizaciones feministas y de derechos humanos. Presentaron varios proyectos de ley que el Congreso nunca quiso admitir.

Hoy la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo es ley. Un paso hacia la igualdad. La realidad hasta hoy es que había dos clases de aborto: con atención médica para quienes podían pagarlo y el aborto sin atención médica para las mujeres pobres. Miles de mujeres muertas. Miles de mujeres póbres muertas. Muertes que podrían haberse evitado si se hubiesen separado las creencias religiosas de las políticas públicas. Lleva años la lucha por la igualdad de las mujeres. Las mujeres no son objetos, ni personas inferiores, ni úteros que se limitan a reproducir, sino personas con derecho a decidir sobre todos los aspectos de su vida,  incluído si quieren seguir adelante con un embarazo o no. No todas las mujeres quieren tener hijos.

Las niñas no pueden ni deben ser madres. Ni sus cuerpos ni sus psiquis están preparados para semejante designio. Un embarazo en la infancia es tortuoso y peligroso. En Argentina aún hoy cada día entre seis y siete nenas tienen un bebé producto de abusos. Esta ley reforzará el derecho que ya tienen a interrumpir esos embarazos. Ese derecho que tiene cien años aún no se cumple en muchas provincias, justamente en las de los senadores que votaron en contra.

Ese hecho infame fue señalado en el discurso del senador el formoseño Luis Naidenoff :“Son cien años de un Estado que no resuelve, dejando hacer”, subrayó. «Mi provincia es la primera del país con mayor tasa de embarazo de niñas de 10 a 14 años. Mi provincia es la que el 75 por ciento de los embarazos de las adolescentes son no deseados», recordó; «sin embargo, a pesar de eso, todos los legisladores de esa provincia (…) votaron en contra». Por eso, añadió, estaba en el recinto para representar «la mayoría silenciosa (que) es de dolor, violencia, marcada de prejuicios. Es la mayoría de mujeres marcadas por la hipocresía social. A esa mayoría silenciosa vengo a honrarlas con mi voto».

El lema de la Campaña : “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. De eso se trata. Pero hay grupos que aún hoy se oponen a la Educación Sexual Integral, esconden los anticonceptivos, niegan interrupciones legales de embarazos a niñas violadas. Y sobre todo pretender mantener el control sobre los cuerpo de las mujeres y la opresión patriarcal a toda costa.  El senador de Tierra del Fuego, Matías Rodríguez habló sobre eso: “Los hombres tenemos la obligación de acompañar, bajo ningún punto de vista puedo considerar que los varones votemos en contra de los derechos de las mujeres. Son las mujeres las que sufren, son perseguidas, son torturadas.»

Mujeres del subte en la vigilia previa a la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Una vez mas se demostró que los derechos se conquistan, que no alcanza con que sean evidentes las desigualdades y trágicas sus consecuencias. El patriarcado no está dispuesto a ceder el control, el privilegio y el poder. Para seguir ampliando derechos nunca hay que abandonar la calle.

Les movimientos de mujeres se mantuvieron luchando desde hace tantos años, siendo muchas veces solo un puñado, nunca abandonaran. Esa tenacidad permitió que el tema se instalara en la sociedad hasta que llegaron les jóvenes que entendieron cuáles son sus derechos, salieron a reclamarlos e hicieron un poco de justicia.

SUBTERADIO
SUBTERADIO

TRABAJAR MENOS PARA TRABAJAR TODXS